¿QUIENES SOMOS?

El desánimo por la cancelación de proyectos a raíz del confinamiento de los últimos meses fue un pretexto para enfrentarnos a las preguntas ¿qué necesidad hay de construir imágenes en un mundo saturado visualmente?, ¿cuál es la pertinencia de lo analógico en la era digital?, ¿hay lugar para la gráfica hoy día, bajo qué condiciones? La gráfica cuenta con múltiples salidas y espacios, pensar en su futuro significa involucrar en la practica una mayor cantidad de procesos online o digitales, preservando la huella a través del reciclamiento de imágenes.

Esta propuesta se trata de cúmulos de referentes visuales que mediante distintos procesos y combinaciones cuestionen el espacio discursivo de la gráfica, así como su nueva circulación ocasionada por la emergencia sanitaria, opone lo analógico a lo digital, combinando lo físico o corporal con lo tecnológico, lo real – virtual.

Es una búsqueda de respuestas, a través de la creatividad a cuestionamientos humanos y estéticos de nuestro tiempo que subyacen tras situaciones contingentes como la que se vive por el covid-19; un proceso creativo colaborativo continuo en el que el artista y la obra se disuelven en beneficio de un sentido estético expandido.

La grafica ahora es libre, es un dispositivo de expresión rizomático, que puede transformarse a voluntad del creador, superando barreras tecnológicas y territoriales, abriendo una ventana para comprender al otro, por ello planteamos Post- Grafica Colectivo como un espacio virtual de código abierto y permanentemente donde podemos vaciar nuestros intereses creativos y cuestionarlos, durante y después de la pandemia.

No se trata solamente de intervenciones colectivas, si no de un diálogo compartido, ejercicios que abran exploraciones estéticas, extensiones de archivos, y maneras de recorrer imágenes. Es a través de los procesos que podemos hacer conexiones con otros, ya sean espectadores o artistas, nos vincula, como creador@s y como personas, queremos ahondar en los procesos y las formas que nos motivan hacer gráfica, cada quien desde su trinchera, sin un fin definido, unir nuestras  ganas de crear y colaborar sin pensar en la exposición o la venta de nuestras obras, la producción tiene sus momentos, hay que entenderlos, aceptarlos y apropiarlos.