por @floresherrasti
Talleres de Arte Contemporáneo A.C.


Tiempo Diluido de Diana Olmedo @_olmedou
Video Performance

CONTAGIO/CREACIÓN

Dinámicas artísticas para una pandemia

No exageramos al decir que difícilmente queda algún área de la actividad humana sin padecer los estragos del COVID 19. El campo artístico no podía ser la excepción. No obstante, y a pesar de obstáculos no menores que afectan directo a la médula de una economía cultural, distintos creadores han hecho sentir un contundente impulso creativo que aprieta su paso con una urgencia vital antes que como un consuelo. Al parejo de esta energía, y entrelazado con ella, corre un fuerte sentido de comunidad que -para bien- explota altos niveles de empatía entre quienes deciden dejarse contagiar por la misma. Gracias a esta coyuntura y al esfuerzo por hacer de la adversidad virtud, Post-Gráfica Colectivo y TACO Talleres de Arte Contemporáneo se enrolaron (dentro de un marco de formación artística) en dinámicas que hicieran de la cuarentena y el encierro una potencia de vinculación con los mundos externos e interiores de cada individuo.
Las propuestas que aquí se muestran provienen de diálogos entusiastas y sumamente nutritivos, los cuales, lejos de interrumpirse por las circunstancias, supieron integrar el contexto de la pandemia a la conversación
Ante una situación global innegablemente insólita, los resultados de estos coloquios no podían ser sino asombrosos y, de sobra, pertinentes, pues ellos abren camino a sondear nuestros rincones más inquietos, aquellos para los cuales tenemos menos palabras y que, en esa medida, son más difíciles de reconocer. Rodrigo Flores Herrasti

Mirando el Cielo
por Ernesto Morales @emosco

Un día tuve una imagen ciertamente imposible, más cercana a la locura que a algo tangible. Imaginé lo que pasaría si se pudieran registrar todos y cada uno de los movimientos que se realizan simultáneamente en un instante. La velocidad de un tren bala por ejemplo en contraposición con una piedra que quizá solamente se mueve acompañando al movimiento planetario; y en medio una inimaginable cantidad de dispares movimientos. La primera imagen se constituía por muchas líneas que simplemente transcurren, que se cruzan, se tocan, se enredan o simplemente son paralelas entre sí. Líneas largas, cortas, anchas o delgadas, curvas o rectas; imposible distinguirlas, serían tantas que nuestro ojo quizá nos mostraría el movimiento como zonas que modifican gradualmente el tono. Al ser invitado a realizar una imagen, utilizando el banco de momentos gráficos que ofrece Post-Gráfica Colectivo, inmediatamente vi una fotografía con el título de fragmentos, en esta podemos ver pequeños cuadrados extraídos de estampas, supongo podrían ser estados de prueba o impresiones fallidas, o quizá  son estampas hechas para ser recortadas, todo es posible en el ámbito de la Post Gráfica. Vino a mi mente el trabajo que realiza Isabel con recortes y con paisajes. Así es que decidí utilizar esta imagen mosaico, la idea del paisaje y combinarlo con la imagen imposible que describo como breve introducción. Desde que empezó el confinamiento, ¿cuáles han sido mis paisajes? Me di cuenta que predominan dos: el cielo y las pantallas. Al quedarme mucho tiempo observando un fragmento de cielo, me di cuenta que en la coloración existía un constante y mínimo cambio; la sutileza de esta coloración cambiante contrasta con la rapidez e inmediatez con la que transita la información por redes sociales, noticieros, conferencias, etc. A pesar de esta disparidad, existe entre las dos un punto de coincidencia, ya sea por rapidez, ya sea por lentitud, en ambos casos dejamos de percibir los cambios mínimos, las operaciones sutiles que constituyen a esos “todos”, nos complacemos con la apariencia.  La imagen compuesta por diferentes videos es acelerada hasta durar apenas unos segundos, en ella se registra el transcurrir del tiempo en el cielo (cada grabación dura entre 10 y 15 minutos), así como grabaciones con la cámara casi pegada a la pantalla mientras observaba un noticiero nocturno. La idea es un pequeño esbozo con diferentes ritmos y coloraciones  de esa imagen imposible. Los paisajes son pura apariencia, si queremos ir hacía ellos cambian, siempre dejan fuera al observador.

“Post-Gráfica Colectivo”
Del Individuo al Colectivo
por Dulce Eme


La distancia siempre genera nostalgia, después de conocer nuestros trabajos en Jóvenes Creadores, Cecilia Gómez, Isabel Gaspar, Ivonne Flores y yo nos involucramos en los procesos creativos de las otras, después de un año de ese primer acercamiento hicimos un balance virtual de lo que vivimos y de como nos estaba afectando la crisis derivada de la pandemia, sin darnos cuenta que era un pretexto para comenzar a trabajar en colectivo.

El interés gráfico fue cimiento, pero también el “no trabajo” (al menos no forzado), interactuamos de forma natural, casi gestual sobre las imágenes de las otras, a manera de cadaver exquisito virtual, lo que resultó en múltiples intervenciones a lo largo de cuatro semanas.

Tras el análisis de nuestro primer experimento quedamos convencidas de la idea de seguir trabajando a distancia, nos vincula, como creadoras y como personas, queremos ahondar en los procesos y las formas que nos motivan hacer gráfica, cada una desde su trinchera y sin un fin definido, manifestarnos como creadoras con ganas de colaborar sin pensar en la exposición o la venta de nuestras obras.

Es por eso que decidimos dar forma a Post- Gráfica Colectivo, una propuesta de código abierto para intercambiar ideas, sentidos y propuestas a través de la neo gráfica, una disciplina des-estructurada en la que podemos ser nosotras mismas, en este colectivo caben todos, solo hace falta ser creativo, aprovechar esta burbuja virtual en la que fuimos obligados a permanecer y ser capaces de conectarnos, superando fronteras, juntando disciplinas y creando nuevas formas de comunicación a través del arte.

No hay comentarios que mostrar.